Invitación

Así tal vez aprendas algún día,

Que conmigo es siempre mejor actuar que callar,

Estar en cuerpo y alma y no solo en pensamiento.

El pensamiento dispara mi ansiedad.

No puedo leerte la mente.

Conmigo siempre es mejor actuar que pensar,

Así nos prendamos fuego y se nos chamusquen las puntas de las alas.

Así me lastimes, así caiga de rodillas y me raspe un poco.

Actuá, comunicame, soy un ser de acción y a menudo necesito sentirte cerca.

Hostigame, perseguime, agobiame.

Enseñame tu mundo, tus colores, tu forma de querer, quiero que nos queramos como somos, sin tapujos, sin espejismos.

Mordeme un poco por los costados, avivame, ayúdame a verme como realmente soy, que yo también te voy a ayudar y estar ahí, por más que inclusive a veces ni yo quiera.

No me hagas caso si me quejo, si te aparto, quereme aún cuando esto ocurra, porque es cuando más lo necesito.

Quisiera que puedas ver a través mío, mi mundo, mis colores, esas noches en las que de la risa pasé al llanto, como en una montaña rusa emocional. Que me abraces, me mantengas cerca.

A veces no se comportarme, no estoy acostumbrada a ésto, estoy aprendiendo. Soy un bebé emocional. No es excusarme, si me querés, me vas a saber cuidar.

Crezcamos juntos, conozcámonos. Apretemos el botón de reset de vez en cuando.

Te invito a mi mundo, no puedo prometerte un para siempre, pero sí un día a día.

Construir en vez de destruir, avanzar. De dos en dos, levantarte si caés, estar ahí. Cerca, cerca de tu alma, avivando tu fuego. Compartiendo mi fuero interno.

Qué decirte, te quiero…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s