El Beso

No es el cuerpo sino el alma,

No da lo mismo besarte a vos o a otro.

Sí, los labios se encuentran, las lenguas danzan…

Pero el cuerpo se entumece, las manos inconscientemente apartan el cuerpo de ese otro del mío, lo rechazan.

Intuitivamente cada parte de mi ser sabe que aquel encuentro no es lo que mi alma necesita.

No me da igual besarte a vos que besar a otro,

Y no es sólo el encuentro de las bocas, es la sensación en el cuerpo, en el interior.

El corazón desbocado, el suspiro ahogado.

Besarte con necesidad, con el apego de haberte extrañado por más que hayamos pasado mucho tiempo juntos y usar mis manos para acercarte, no para alejarte, enredarlas entre tus cabellos, y no querer soltarte.

Besarte a vos es siempre quedarme con las ganas de que no se termine el momento, de detener todo ahí. En esa sensación de mariposas en el estómago, de salto al vacío con certeza de aterrizaje seguro, noches estrelladas y amaneceres espectaculares.

No me da lo mismo besar a otro, con acierto puedo dar fe de ésto.

Un arma de doble filo, para mentes curiosas.

Pero el alma, oh Boy, esa solo se va con vos.

En tu beso me despierto, mi mundo florece. Es que tu beso no es solo eso. Tiene esa carga que tanto anhele sentir y nunca imagine encontrar así.

El alma, el beso, el abrazo, el suspiro, el silencio, la pausa, el desorden.

Mi beso, tu beso.

No pido mas que eso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s